La dictadura sandinista detiene al obispo Álvarez

Foto: LR

Rolando Álvarez, un religioso acostumbrado a romper paradigmas en Nicaragua, se convirtió este viernes en el primer obispo nicaragüense en ser arrestado por el Gobierno de Daniel Ortega, quien lleva 15 años y 7 meses de manera consecutiva en el poder.

Quienes lamentan la noticia de su arresto hace unos años descubrían que Álvarez, el obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, igual impartía misa que montaba a caballo o en una embarcación improvisada con troncos para evangelizar en las montañas del norte de Nicaragua, se lanzaba con su sotana en patineta, bailaba cumbia en una fiesta o bien pateaba un balón de fútbol.

Pero cuando tenía que ponerse serio, Álvarez, un bachiller en Teología por la Pontificia Universidad Lateranense en Roma, licenciado en Filosofía por la Pontificia Universidad Gregoriana y máster en Doctrina Social en la Iglesia por la Universidad Pontificia de Salamanca, fruncía el ceño.

Protestas y más

En 2015, el obispo nombrado por el papa Benedicto XVI en 2011, el noveno de la Diócesis de Matagalpa, encabezó una de las manifestaciones antigubernamentales más multitudinarias en contra de un proyecto minero, cuya cancelación fue considerada como una “derrota” de Ortega ante los campesinos.

Álvarez recibió muestras de apoyo de los episcopados de diversos países del mundo, un gesto que los fieles católicos de Nicaragua, donde son mayoría, reclamaron al papa Francisco, sin éxito.

El obispo tuvo reconocimiento nacional con el estallido popular contra Ortega en abril del 2018 por unas controvertidas reformas a la seguridad social, cuando siendo mediador en un diálogo entre el Gobierno y la oposición advirtió que Nicaragua solamente podría salir de la crisis y aspirar a la democracia con “reformas profundas y de raíz en el sistema electoral”.

Conferencia Episcopal del Perú solidaria con Álvarez

La Conferencia Episcopal de Perú (CEP) transmitió su apoyo y solidaridad a los católicos de Nicaragua y a su Iglesia tras el asalto policial de una sede episcopal y el arresto del obispo.

“En esta hora de testimonio martirial que vive el hermano pueblo de Nicaragua en fidelidad a los valores del Evangelio y en defensa de la dignidad de la persona humana, los obispos del Perú expresan su solidaridad y cercanía al Episcopado y a todos los fieles católicos de ese hermano país”, reza un comunicado de la CEP.

“Hemos visto con tristeza la agresión y destrucción de imágenes y símbolos religiosos católicos, golpeando con ello no solamente la sensibilidad religiosa de un pueblo creyente, sino también ofendiendo las raíces cristianas que constituyen la idiosincrasia de esa nación”, indicó la Conferencia Episcopal Peruana.

Fuente: La República

Nicaragua: policía impide ingreso a iglesia y sacerdote da la comunión entre la malla metálica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí