Nicaragua: policía impide ingreso a iglesia y sacerdote da la comunión entre la malla metálica

La policía del dictador sandinista Daniel Ortega llegó al templo a las 5:00 de la mañana para notificar al párroco que no podía abrir las puertas de la iglesia de la parroquia Santa Lucía en Ciudad Darío, Matagalpa. A pesar del asedio los creyentes celebraron la misa en la calle y luego recibieron la comunión del sacerdote Sebastián López quien repartía la hostia entre la malla metálica que separan la iglesia del parque.

“No los maldecimos; oramos por ustedes hermanos policías, Dios toque sus pobres corazones y les haga sentir el dolor de su pueblo. Un día sus hijos le preguntarán. ¿Porque quieren tocar a Dios con las manos sucias? Ese día les dolerá el alma. Oremos por ellos”, reza la publicación del sacerdote en Nicaragua.

Desde la calle y frente a los policías algunos feligreses gritaron “No está solo, aquí está el pueblo de Darío con usted”, «Todo nos podrán quitar, menos nuestra fe».

En las últimas semanas, el régimen de Daniel Ortega ha recrudecido la represión contra la iglesia católica, encarcelando sacerdotes, investigando e impidiendo a párrocos salir de los templos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí