Casi el 50% de hogares de Latinoamérica gana menos que antes de la pandemia

Foto: AFP

La recuperación de la economía se muestra de una manera desigual en América Latina y el Caribe, quienes intentan salir de la crisis de la COVID-19 con una economía debilitada, ingresos inferiores en casi la mitad de los hogares y el doble de inseguridad alimentaria, según una encuesta publicada este lunes 29 de noviembre por del Banco Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

A pesar de que la situación se muestra más favorable a medida que los países relajaron las medidas de confinamiento y avanzaron las campañas de vacunación, la tasa de empleo regional es 11 puntos porcentuales inferior a la prepandémica, con el 62% de la población en edad de trabajar actualmente empleada.

Haití es el país con más pérdida de empleo, en donde una de cada cuatro personas empleadas antes de la pandemia afirma que ya no trabaja. A este país le siguen Colombia, Brasil y Ecuador, países donde la pérdida laboral ha tenido repercusiones directas en las familias, ya que cerca de la mitad de los hogares no han recuperado el nivel de ingresos anterior a la pandemia. Esto pese a los subsidios gubernamentales y las ayudas de emergencia “que benefician en conjunto al 46% de los hogares de la región”, añade el BM.

Por otro lado, la tasa de empleo respecto a los niveles prepandemia solo ha subido en Guatemala, Nicaragua y El Salvador, pero a costa de un deterioro del mercado laboral, con más informalidad y menos horas trabajadas.

La pandemia evidenció las diferencias económicas preexistentes, ya que la inseguridad alimentaria casi se duplicó, especialmente, en los países con mayor desigualdad y pobreza, afirma Luis Felipe López-Calva, director regional del PNUD para América Latina y el Caribe. Asimismo, el especialista asegura que “esta encuesta permite tomarle el pulso a la región y proponer soluciones basadas en evidencia”.

Para salir fortalecida de la crisis, la región debe llevar a cabo reformas “ya conocidas pero pendientes”, como mejorar la calidad de la educación, facilitar la inversión privada para generar empleo, invertir en las energías renovables y destinar fondos a la movilidad urbana, afirma Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

Fuente: La Republica

Crisis educativa: más de 800 mil niños dejaron la escuela durante la pandemia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here