Pobladores de Ayabaca marcharon por la vida, la paz y la justicia

Texto y fotos: Luis Calle García / corresponsal

Después de los acontecimientos ocurridos el pasado viernes 7 de enero con el hallazgo de los cuerpos sin vida del profesor Marcelino Troncos Aguilera y esposa Agustina Salinas Liviapoma en su vivienda de la calle Tabalito, en Ayabaca, la población de esta tierra del Cautivo, salió a las calles de la ciudad con carteles en mano para pedir justicia por este crimen que ha causado dolor e indignación.

» No a la impunidad por la muerte de Marcelino y Agustina. No más crímenes sin resolver» gritó la población a viva voz, mientras recorría las calles de la ciudad.

Según se pudo conocer, los esposos fueron encontrados con hematomas y golpes en diferentes partes del cuerpo. Además se hallaron los dormitorios desordenados por lo que la Policía no descarta que delincuentes hayan ingresado a la vivienda para cometer el robo agravado y asesinarlos para llevarse las pertenencias de las víctimas.

Los vecinos exigen la identificación y captura de los responsables de ambas muertes. Pidieron a las autoridades medidas urgentes para frenar la delincuencia en Ayabaca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here