Opinión: «Día de los Derechos Cívicos de la Mujer Peruana, ¿por qué se celebra este día?»

Por Milagros Mendoza Urbina

Cada 7 de septiembre se celebra en Perú el Día de los Derechos Cívicos de la Mujer Peruana. Aunque aún queda un largo camino por recorrer, se puede decir que ha habido un cambio considerable y positivo en cuanto a derechos de la mujer en Perú.

Las primeras luchas se dieron en el área educativa, más tarde por la jornada de las ocho horas y los derechos cívicos.

La mujer peruana a través de la historia ha dado muestras de amor, patriotismo y sensibilidad, ejemplo de ello: se tiene a Micaela Bastidas, esposa y compañera inseparable de Túpac Amaru II; María Parado de Bellido y muchas que ofrendaron sus vidas por la patria y la familia.

La fecha también trae al recuerdo a Clorinda Matto de Turner, María Jesús Alvarado y Zoila Aurora Cáceres, peruanas que lucharon por la inclusión de la mujer en el voto político y la igualdad de sus derechos.

Voto femenino por primera vez

Fue a partir de 1955 cuando la mujer peruana obtuvo el derecho de elegir y ser elegida, aunque no olvidemos que cuando la ley se aprobó, aún no podían votar mujeres analfabetas, mujeres pobres, o indígenas.

En 1956, las mujeres peruanas acudieron por primera vez a las urnas, representando un 34 por ciento de votos contabilizados. En ese año, fueron elegidas una senadora y seis diputadas para el Congreso de la República.

La lucha de las mujeres

  • En 1979 se reconoció el derecho al voto a las mujeres analfabetas.
  • En 1997 se estableció un sistema de cuotas de participación del 25 por ciento.
  • En 2000 se modifica la Ley Orgánica de Elecciones, elevando la cuota de participación política del 25 por ciento al 30.
  • En 2020, tras un largo proceso impulsado por el movimiento feminista, en articulación con congresistas y diferentes aliadas y aliados, el Congreso de la República del Perú aprobó la Ley Nº 31030, que garantiza la paridad y alternancia de género en las listas de candidatas y candidatos para cargos de elección popular de nivel nacional y subnacional, y establece la paridad en las candidaturas para cargos de dirección de los partidos. La paridad en la representación política es incorporar en las listas oficializadas el 50% de candidaturas para cada sexo.

Sin duda alguna, el 7 de setiembre significa un día de alta relevancia histórica para la mujer peruana. Si bien se ganó mucho desde ese día para conseguir una sociedad más equitativa con el tiempo, está claro que todavía queda bastante camino por recorrer para que las mujeres tengan igualdad de condiciones en la participación ciudadana.

solo cuando las mujeres participen plenamente, en pie de igualdad, en todos los sectores de la vida pública y privada, podremos esperar tener la sociedad sostenible, pacífica y justa.

Opinión: «El enfoque de Derechos Humanos en los proyectos de la cooperación»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí