Colegio San Ignacio de Loyola cumple 64 años de vida institucional

San Ignacio de Loyola, el colegio jesuita de Piura, celebró este 30 de agosto su 64 aniversario de fundación conmemorando la llegada de la Compañía de Jesús a la zona norte del país, en 1958, gracias a la labor de destacados piuranos que desearon para sus hijos una educación inspirada en la espiritualidad ignaciana.

Los 64 años de vida institucional del colegio San Ignacio de Loyola han llegado con una gran noticia para la comunidad piurana, pues los jesuitas han decidido abrirse paso a la coeducación para formar ya no solo a varones, sino también a niñas al servicio de los demás.

La implementación del proyecto de la coeducación en el colegio San Ignacio iniciará en marzo del próximo año, con la incorporación de niñas y niños en las aulas de Inicial de 3 años. Actualmente, se viene desarrollando la segunda convocatoria al proceso de admisión, la cual concluye el 2 de septiembre.

“Los resultados de la primera convocatoria de admisión, desarrollada en mayo y junio del presente año, nos dieron la grata sorpresa de saber que muchas familias piuranas anhelaban que sus niñas fueran formadas en nuestro colegio. Hoy ya tenemos inscritas a nuestras primeras estudiantes ignacianas y esperamos con mucho entusiasmo el inicio del próximo año escolar”, expresó el director del colegio, Mgtr. Iván Zapata Jiménez, agregando que el primer día de clases será un hecho histórico en la vida del colegio jesuita.

64 años de historia

El colegio San Ignacio de Loyola es una obra educativa fundada en Piura por la Compañía de Jesús, el 30 de agosto de 1958. Reunidas las principales autoridades civiles y eclesiásticas de la ciudad, en el Palacio Episcopal de Piura, se suscribió el Acta de Fundación que creó oficialmente el colegio con el nombre de “San Ignacio de Loyola”, gracias a la tesonera labor del ingeniero Rómulo Franco Calle, su esposa Agnes Temple y otras destacadas familias piuranas. Era el tercer colegio religioso que surgía en Piura, pues, ya Lourdes y Salesiano impartían también la fe en Cristo que los Jesuitas iniciaban.

A lo largo de sus 64 años de historia, el colegio fue creciendo como fue creciendo también su calidad educativa. Cada director se preocupó por mejorar su infraestructura y equipamiento con la intención de ofrecer siempre un local cada vez más ágil y moderno, acorde a las necesidades educativas de cada tiempo.

Hoy, después de muchos años, continúan avanzando en la búsqueda de la excelencia y el bien común y, en esa apuesta, han decidido, después de muchos años de trabajo y preparación, educar también a las niñas piuranas.

Celebramos estos 64 años con un espíritu de gratitud para quienes hicieron posible este colegio y para todos los que confían en nuestra propuesta educativa. Nos adentramos con alegría a una nueva experiencia, comprometidos, como siempre, en brindar una formación de calidad para nuestros niños y niñas que en futuro serán hombres y mujeres para los demás”, finalizó Iván Zapata Jiménez.

“No es el momento adecuado para plantear el uso opcional de mascarillas”afirma especialista

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí