Vecinos del caserío Miraflores de Piura denuncian ruido excesivo en discotecas de la zona

Foto referencial

“Son 1300 pobladores que todos los fines de semana no pueden dormir”, sostiene Harold Arteaga, vecino del caserío Miraflores. En esta zona están ubicados locales comerciales y discotecas cuyo ruido excesivo está afectando el bienestar de los vecinos.

Arteaga indicó que, a pesar de que en enero del 2022 una autoridad del caserío pidió que no se le entregue la licencia a estos locales, en junio la municipalidad de Castilla entregó la licencia al local Utaha y al Fundo Lazo, donde se han concentrado dos discotecas que antes se encontraban en Los Ejidos.

Arteaga sostiene que las fiestas continúan hasta las 7 de la mañana aproximadamente. En reiteradas ocasiones se ha acercado a dichos locales junto con sus vecinos para pedir que bajen el volumen pero “solo lo hacen por unos minutos y luego lo vuelven a subir”, señaló indignado.

En la zona también se han reportado accidentes automovilísticos e incluso casos de jóvenes que han sido intoxicados. Arteaga señala que “la municipalidad tiene conocimiento y también todos los gerentes de cada área pero se hacen de oídos sordos”.

Cabe señalar que no es la primera vez que se denuncia este tipo de casos. En mayo de este año la Municipalidad de Piura intervino el local Residence Lounge Bar ubicado en Los Ejidos antes las constantes denuncias de los vecinos por el ruido excesivo y el caos automovilístico.

Planta de oxígeno de Huancabamba que costó S/ 2 millones sigue inoperativa 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí