Pobreza aumenta: piden que nuevo gobierno trabaje sobre una agenda de gobernabilidad que atienda la niñez y adolescencia

En entrevista con Diálogo abierto de Salgalú Tv, el cardenal del Perú, monseñor Pedro Barreto; el economista Carlos Adrianzén; junto a los miembros directivos de Inversion en la Infancia, el antropólogo, Carlos E. Aramburú; el médico pediatra, experto en políticas públicas, Óscar Liendo y a la exministra de Educación, Gloria Helfer, coincidieron en que el nuevo gobierno deberá trabajar sobre una nueva agenda de gobernabilidad que atienda los graves problemas de la infancia, niñez y adolescencia. Esto a raíz del aumento de la pobreza, que según el INEI afecta al 30 % de peruanos en términos monetarios.

En principio monseñor Pedro Barreto afirmó que los ciudadanos mantendrán una postura vigilante ante el juramento público de la Proclama Ciudadana que hicieron Keiko Fujimori y Pedro Castillo, candidatos a la presidencia, en defender la democracia y velar por los más vulnerables.

Dijo que este es un compromiso en el que todos debemos comprometernos pensando de manera especial en los niños y niñas que se encuentran en desarrollo, pero con diversas dificultades. “Si ahora un niño tiene 10 años, después de 5 (años) tendrá 15 en el tiempo del nuevo gobierno que se instale. Por ello la necesidad de hacer algo por ellos”, refirió.

En ese contexto Carlos Adrianzén apuntó que hoy en día existe en el Perú un problema de carácter macroeconómico que muy pocas veces se habla. “Tenemos una economía en caída y cualquiera que sea el elegido (a la presidencia) la economía va ser inevitable porque a la fecha no hay indicios de recuperación”.

Si la perspectiva sería de qué debiera hacer el gobierno este año para reducir la pobreza, dijo cualquiera que sea elegido primero haría canalizar y actualizar los principales proyectores de crecimiento. “Pero en este momento veo con preocupación porque no se enfrenta, se repite cándidamente que hemos caído el año pasado y que nos vamos a recuperar este año”.

Crisis dimensional

En ese sentido dijo el reto del gobierno es reactualizar inversiones privadas y comercio, pues las públicas no mueven la economía. “En puntos per cápita no nos damos cuenta que la región ha caído en sus índices de desarrollo y el Perú tiene serios problemas macroeconómicos de crecimiento. Se acabó el crecimiento económico y estamos en picada”, lamentó.

Carlos Aramburú sostuvo que la crisis no solo es económica y sanitaria, sino política. “Lamentablemente somos un país dividido y desconfiado donde la sociedad civil y las iglesias tienen que plantear un término de gobernabilidad, y ello pasa porque la clase política esta desorientada y nadie les cree en materia de gobernanza”.

En esa línea manifestó que el país ha sido líder en bajar pobreza monetaria en las últimas décadas, pues hace 20 años de 48 % bajó a 20 %, pero hoy se ha vuelto a reencontrar con un 30 % y esto se debe básicamente a un concepto de vulnerabilidad. “Son familias que no son pobres pero ante la crisis como la pandemia que genera recesión de la oferta y demanda, caen en pobreza”

Para Óscar Liendo en esta crisis no solo hay un tema de desconfianza, sino temor y todo ello se traduce en la estabilidad política. “El Ejecutivo siempre se ha caracterizado en gobernar sin consultar y a veces de espalda a la sociedad”.

Consideró que para hacer frente al problema de la pobreza y desigualdad, al gobierno entrante se le debiera realizar una exigencia formal en política de estado que sean conocidas y compartidas. “La participación de la sociedad civil no solo debiera ser consultiva, sino vigilante”.

Desde la comunidad

En tanto Gloria Helfer indicó que el problema debería ser abordado no solo con la participación de los gobiernos regionales y locales, sino con toda la comunidad y familia. “Tenemos que buscar la gestión más cercana porque es ahí donde están los problemas, y con el tema de la pandemia se debe pensar en los efectos actuales de esta enfermedad y las secuelas”.

La experta en educación dijo que frente a estas dificultades coyunturales se deba actuar de manera descentralizada e integral. “Desde Inversión en la Infancia estamos muy preocupados por la alimentación y nutrición de los niños, así como por su salud mental y de todas las familias”.

En esa dirección recalcó la exigencia que se deba hacer desde la ciudadanía, en exiger que se cumplan las responsabilidades del próximo gobierno en atender a las poblaciones más vulnerables que se han visto perjudicados por los efectos de la pandemia.

Datos

En el año 2020, la pobreza monetaria afectó al 30 % de la población del país (más de 3 millones de personas), incrementándose casi 10 puntos porcentuales en comparación con el año 2019; reveló el INEI. Los mayores niveles de pobreza se encuentran Ayacucho, Cajamarca, Huancavelica, Huánuco, Pasco y Puno, cuya pobreza monetaria se ubica en el rango entre 41 % a 45 %.

Además en el año 2020 la incidencia de la pobreza es alta en la población infantil y adolescente, pues afectó al 43 % de niñas y niños menores de cinco años. Al 41 % de los que tienen 5 a 9 años, al 40 % de los que tienen 10 a 14 años y al 34 % de los adolescentes de 15 a 19 años.

En comparación con el año 2019, el mayor incremento de pobreza en los niños se ha registrado en el grupo de 5 a 9 años con 13,4 puntos porcentuales.

“Hoy la gente exige un modelo económico mixto entre Estado y Mercado”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here