Plantean a Pedro Castillo crear un impuesto a las sobreganancias mineras tal como lo propone el FMI

La minería es la principal actividad económica del Perú y por lo tanto, la que debería generar los mayores ingresos al erario nacional. Pero ¿Estos ingresos van a acorde a las ganancias que las empresas mineras instaladas en el país vienen obteniendo?

Según el Observatorio de Conflictos Mineros, hoy en día el oro y el cobre tienen altos precios a nivel mundial. Algo que debería ser beneficioso para el Perú, dado que son dos de los principales minerales que se extraen de nuestro territorio. Así lo hizo notar el economista César Flores Unzaga, co-coordinador del Programa de Investigación e Incidencia de CooperAcción, una de las instituciones del Observatorio de Conflictos Mineros, quien recuerda que estos altos precios mundiales se registraron mucho más durante los últimos gobiernos de Alan García y Ollanta Humala, pero ambos mandatarios no los aprovecharon.

En entrevista con Cutivalú, César Flores explica que ante esta coyuntura lo que un gobierno debe hacer es crear un impuesto a las sobreganancias de las empresas mineras, pues éstas, sí se están beneficiando con estos precios mundiales. Por ello, señaló que el Observatorio de Conflictos Mineros le presentará al electo presidente Pedro Castillo una propuesta de creación de este impuesto, como parte de una nueva política minera en el país. Sobre todo, porque el Perú es el país de Latinoamérica que cobra los más bajos impuestos a la minería. 

Ante el ya conocido discurso de que un impuesto a las sobreganancias mineras van a ahuyentar a las inversiones, Flores Unzaga aclara que esta medida se aplica desde hace varios años en países europeos, y hasta en el mismo EEUU. Incluso, el investigador revela que el Fondo Monetario Internacional – FMI propone a los gobiernos cobrar más impuestos a estas sobreganancias con el fin de salvaguardar la economía de un país, sobre todo, para afrontar la crisis generada por la covid.

El economista agrega que el FMI también propone que el impuesto a las sobreganancias se aplique al inicio de las temporada en la que los precios de los minerales incrementan. De lo contrario, mientras se inicie el debate técnico y político en un país, el ciclo de altos precios culmina y se pierde una brillante oportunidad.

El impuesto a las sobreganancias mineras es una de las propuestas que conforman un pedido general del Observatorio de Conflictos Mineros al presidente electo Pedro Castillo Terrones, y el cual consiste en aplicar una nueva política minera durante su gobierno.

Plantean nueva política minera al gobierno de Pedro Castillo

🔴EN VIVO || Conversamos con el economista César Flores Unzaga, investigador y co-coordinador del Programa de Investigación e Incidencia de CooperAcción. Con él hablaremos sobre el tema: "Plantean nueva política minera al gobierno de Pedro Castillo"➡Déjanos tus comentarios👇

Posted by Cutivalú on Friday, July 23, 2021

Política minera social y ambientalista

Esta política minera no solo debe centrarse en recaudar el dinero necesario para el desarrollo de la población, sino también debe tener un enfoque social y ambiental que ayude a conseguir un equilibrio entre minería, sociedad y medio ambiente. Así lo explica el economista José de Echave, responsable del Programa de Investigación e Incidencia de CooperAcción, quien sostiene que este será el segundo gran reto de Pedro Castillo frente a la minería en el país. 

Echave revela que cuando han habido estos ciclos de bonanza económica debido a los altos precios de los minerales en el mundo, los conflictos sociales se incrementan en las zonas donde opera un proyecto minero. A eso se suma la vulneración de los derechos de la población que vive en la zona minera y el maltrato laboral de los trabajadores de las empresas mineras, de los cuales, el 70% trabaja a través de una service sin beneficios laborales.

AUDIO >>> 

Junto a lo social, el presidente electo Pedro Castillo también deberá tener en cuenta el aspecto ambiental. Y es que los grandes proyectos mineros en el país han estado, en su mayoría, empañados por denuncias de contaminación ambiental. El economista José de Echave explica que el nuevo gobierno deberá fortalecer institucionalmente el Ministerio del Medio Ambiente y todos los organismos adscritos a él. Asimismo, se plantea revisar toda la legislación ambiental aplicada en el país durante los últimos años, así como las políticas públicas medioambientales.

Además, esta agenda debe incluir a los defensores del medio ambiente, muchos de ellos asesinados por mafias dedicadas a la extracción ilegal de los recursos naturales del país. 

AUDIO >>> 

Cabe indicar que, según los últimos resultados electorales, Castillo Terrones obtuvo una abrumadora votación en siete regiones del Perú donde hay importantes proyectos mineros, en ejecución o como simples proyectos. Para los departamentos donde ya opera una minera, el impuesto a las sobreganancias sería ideal, sobre todo porque en estas zonas se ha registrado mucha pobreza. 

Sin embargo, hay tres regiones del país donde se mantiene latente un conflicto social porque la población local no quiere minería. Este es el caso de Cajamarca (Conga), de donde es oriundo Castillo, Arequipa (Tía María) y Piura (Río Blanco)

No a Río Blanco

En la región Piura el proyecto minero Río Blanco es conocido ya desde la década pasada, cuando bajo el nombre de Majaz, el proyecto quiso imponerse pese al rechazo de la población de las provincias de Ayabaca y Huancabamba, zonas de la sierra donde Pedro Castillo obtuvo una votación mayoritaria.

Hace unos días y tras la proclamación de Pedro Castillo como presidente electo,  Rubén Jiménez Carrión, expresidente de la Central de Rondas Campesinas de Ayabaca, reiteró el rechazo de la tierra del Cautivo al Proyecto Río Blanco. El dirigente ronderil confía en que el nuevo gobierno no dé luz verde a este proyecto pues “ha sido rondero y conoce nuestras necesidades y nuestras marchas contra el proyecto”, manifiesta Jiménez.

Consciente de que la provincia de Ayabaca necesita ingresos económicos para el desarrollo de su población, Rubén Jiménez le pide al electo presidente que apoye otras importantes actividades económicas como la agricultura, ganadería y el turismo. El dirigente ronderil asegura que en el país, donde hay un proyecto minero, no se aprecian avances en favor de la población que vive en las zonas de extracción

AUDIO >>> 

Quien también expresa su rechazo con el proyecto Río Blanco es el expresidente de la Central de Rondas Campesinas de Huancabamba, Isaac Huamán Correa, quien confía en que, como el electo presidente Pedro Castillo fue rondero, conoce muy de cerca lo que tienen que enfrentar por oponerse a la minería. “Castillo ha sido rondero de Cajamarca y conoce de cerca esta actividad, eso nos da confianza y nos hace creer que el electo presidente no permitirá que el proyecto prospere”, manifiesta Isaac Huamán.

El dirigente ronderil también espera que el gobierno de Pedro Castillo tome en cuenta otras actividades económicas en Huancabamba que generen ingresos económicos a la provincia, como por ejemplo, la producción de trucha, papa y fomentar el turismo. “Sabemos que la minería da ganancias solo a los grandes capitalistas, pero no al pueblo”, opina Huamán Correa.     

AUDIO >>> 

Dato: El Observatorio de Conflictos Mineros advierte que el 23% del territorio de la región Piura está concesionado a la minería. A eso se suma que a fines del año pasado se establecieron 21 concesiones mineras para la empresa Nueva Arco Iris en el valle de San Lorenzo, sin haber hecho ninguna consulta a la población. El gobierno luego anuló esa concesión por presión de las autoridades locales.

“Es un error pensar solo en el Bicentenario cuando hay 300 años de historia peruana olvidados”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here