Pedro Castillo desautoriza a Guido Bellido y a Vladimir Cerrón en la controversia por el gas

Foto: difusión

Redacción: La República

Al cierre de esta nota, cuando los ánimos en la oposición y el oficialismo estaban crispados por las controversiales declaraciones del premier Guido Bellido acerca de nacionalizar el gas de Camisea, en caso las empresas a cargo no acepten renegociar el reparto de sus utilidades, el presidente Pedro Castillo refutó las amenazas del primer ministro.

“Cualquier renegociación se dará con respeto irrestricto al Estado de derecho y velando los intereses nacionales”, tuiteó el jefe del Estado por la noche. Castillo Terrones aseguró que este proceso contará con la participación de las partes involucradas: el Estado y el sector privado. Es decir, la decisión final no será unilateral, como planteó el jefe del gabinete.

Horas antes, el primer ministro había generado revuelo con sus expresiones en Twitter y en la región Arequipa, donde participó en un encuentro con organizaciones sindicales. Bellido advirtió que apelaría a la nacionalización del gas.

“Ningún Gobierno del pueblo puede retroceder en ello”, afirmó el jefe de la PCM.

En Arequipa. Guido Bellido participó en un encuentro con sindicatos en esta región. Foto: PCM

Divisiones en el gabinete

Estos comentarios generaron revuelo en el Ejecutivo. La mayoría de ministros, buscando calmar las aguas, se pronunció en un coro distinto al de Bellido. Con ello se reflejó las contracciones que hay en el gabinete ministerial.

El ministro de Justicia, Aníbal Torres, declaró a La República que ningún contrato se puede revisar de forma unilateral como lo propone el primer ministro. Torres recalcó que este tema no ha sido abordado en el Consejo de Ministros.

El ministro de Energía y Minas, Iván Merino, tuvo que crearse una cuenta de Twitter para opinar. “Estamos comprometidos en trabajar con todos los actores, para lograr consensos en función al bienestar concreto de la ciudadanía”.

El ministro de Salud, Hernando Cevallos, si bien declaró a favor de renegociar los contratos de gas, precisó que “primero tienen que sentarse a conversar” ambas partes.

La vicepresidenta y ministra de Inclusión Social, Dina Boluarte, respondió en Canal N, respecto a las declaraciones de Bellido, que el único que puede marcar la pauta de la política de Estado es Castillo. “Los lineamientos los da el presidente de la República”, dijo.

Estrategia cerronista

En el caso de Cerrón, después de notar lo generado por las afirmaciones de Bellido, le mostró su total respaldo. “Que se renegocie el contrato ley del gas de Camisea y se le reconozcan al Estado mejores ganancias (…). Si la empresa no acepta, ¿está mal tomar control del yacimiento peruano? El Estado tiene que poner las cosas en orden”, aseguró desde Twitter.

Horas después, el partido Perú Libre emitió un comunicado, que a primera vista era a nombre de toda la bancada, apoyando al primer ministro: “Nuestro respaldo a Guido Bellido porque, como lo resalta el ideario de Perú Libre, lo que el Estado percibe como impuesto anual entre canon gasífero, regalías e impuesto a la renta por la explotación del gas de Camisea es apenas 1,135 millones de dólares, cuando debieran ser 23 mil millones de dólares”.

Sin embargo, este oficio no contó con la venia de todos los congresistas del partido del lápiz. La parlamentaria oficialista Katy Ugarte refirió que nadie le comunicó que su bancada iba a pronunciarse. No es la primera vez que el vocero de esta bancada, Waldemar Cerrón, hace eso. Respecto a la nacionalización del gas, Ugarte consideró que es una medida muy apresurada.

Buscan marcar la pauta

Se ha vuelto costumbre esta estrategia en la cúpula cerronista: el premier dice algo controversial con el objetivo de imponer el ideario de Perú Libre en el Gobierno, Vladimir Cerrón lo defiende públicamente y la bancada también se pronuncia a favor, supuestamente a nombre de todos los legisladores oficialistas, cuando, en realidad, no es así.

Cuando el presidente estuvo de gira por México y Estados Unidos, Bellido reveló la reunión que tuvieron Pedro Castillo y Nicolás Maduro. Además, enfatizó que la postura del Ejecutivo es reconocer a Maduro como presidente legítimo de Venezuela. Quien no comparta esa postura, dijo provocando al canciller Óscar Maúrtua, tiene las puertas abiertas para irse.

Horas después, Cerrón y sus secuaces salieron en defensa de Bellido.

Lo mismo sucedió cuando el ministro de Justicia, Aníbal Torres, sostuvo que el exgobernador de Junín era dañino para el Gobierno. En esa ocasión, Cerrón protestó con una ola de tuits y el partido volvió a sacar un pronunciamento, que no había sido consultado a los legisladores del bloque magisterial, según fuentes oficialistas.

Desde la sombra. Vladimir Cerrón busca tener injerencia. Foto: difusión

El trasfondo

¿A qué responde este despliegue de Bellido, Cerrón y su cúpula? Según analistas consultados, el dirigente de Perú Libre intenta, a través del premier, imponer su agenda para que el presidente no abandone el ideario original del partido.

Esto, evidentemente, no es apoyado por la mayoría de ministros. La encrucijada por la declaración de Bellido sobre el gas de Camisea es el reflejo de que en el Ejecutivo el primer ministro genera fricciones. Cada afirmación del también congresista cuzqueño abre un escenario de conflicto.

Las recientes maniobras de la cúpula de Perú Libre desde el retorno del presidente a Perú responden a esta serie de sucesos, según fuentes oficialistas: primero, que el mandatario se haya ido de gira a México y USA, acompañado de los ministros Óscar Maúrtua y Pedro Francke, quienes no son del agrado de Cerrón, y no haya llevado a ningún dirigente de alto vuelo del partido y menos a Bellido. A eso se suma que el vicecanciller Luis Enrique Chávez se refirió en contra de Nicolás Maduro, lo que generó el rechazo de Cerrón y Bellido, quienes sí simpatizan con el régimen chavista.

Segundo, que en el caso de la cremación del cadáver del terrorista Abimael Guzmán, los ministros Juan Carrasco y Aníbal Torres se hayan movido solos. Como se recuerda, la bancada de Perú Libre se opuso desde el Congreso a que se tome esa medida.

Tercero, que la vicepresidenta Dina Boluarte se haya reunido con el Consejo de la Prensa Peruana y prometa que buscará convencer al presidente Castillo de firmar las declaraciones de Chapultepec y Salta. Esta es una de las tantas razones por las que Cerrón no confía en Boluarte. Además que la ministra de Inclusión Social esté dispuesta a reemplazar a Bellido.

Cuarto, que, de cara a las elecciones municipales y regionales del 2022, el bloque magisterial de Perú Libre, que responde a Pedro Castillo y al sindicato Fenateperú, esté buscando la inscripción del Partido del Magisterio y Popular. Esto implica que para dichos comicios el gremio de profesores no tendría como prioridad participar con el partido del lápiz. Según ‘Punto final’, el presidente pedirá licencia a Cerrón para irse a esta organización.

Estas serían las razones de las movidas de Cerrón y sus allegados. El costo político que le implicaría al Gobierno de Castillo aún es incierto. Lo concreto es que ayer volvieron a agudizarse las contradicciones en el gabinete.

El Congreso contra Guido Bellido

Diversas bancadas del Congreso de la República se pronunciaron en contra de la propuesta del premier Guido Bellido de nacionalizar el gas de Camisea, en caso las empresas a cargo de los yacimientos se resistan a renegociar el reparto de sus utilidades a favor del Estado.

“En la ONU, el presidente Pedro Castillo convocó a la inversión privada en el Perú anunciando que no habrá estatizaciones ni expropiaciones”, le recordó al Gobierno la bancada de Alianza para el Progreso en un comunicado.

Fuerza Popular consideró como “un atentado a la seguridad jurídica en el Perú la amenaza realizada por el premier Guido Bellido en contra de la inversión privada que genera, directa e indirectamente, millones de puestos de trabajo”.

El vocero de Renovación Popular, Jorge Montoya, también rechazó las expresiones del jefe del gabinete e incluso deslizó que una alternativa a esta incertidumbre es la censura de Bellido.

La congresista de Avanza País, Patricia Chirinos, presentó una moción para citar al premier por este tema al Congreso. Recordemos que Chirinos denunció antes a Bellido de agresión con expresiones misóginas. El caso está a punto de revisarse en la Comisión de Ética del Parlamento.

Reacciones

Dina Boluarte, vicepresidenta

“La riqueza del gas es del Estado peruano. Queremos que las empresas, que ahora están sacando nuestro gas para afuera, dejen un porcentaje en el Perú para poder masificar el gas y reducir los costos”.

Betssy Chávez, congresista Perú Libre

“El Perú, sin duda, necesita cambios, y como gobierno de izquierda lo planteamos en campaña, aquellos que dimos la cara cuando las papas quemaban. Renegociación responsable y de la mano del sector privado”.

César Acuña, Alianza para el Progreso

“La seguridad jurídica es fundamental para el crecimiento económico. Atentar contra ella, con declaraciones irresponsables, es afectar directamente la inversión privada y la generación de empleo”.

María del Carmen Alva, titular del Congreso

“La seguridad jurídica y el respeto al Estado de derecho son condiciones fundamentales para trabajar en democracia. Los mensajes contradictorios y cualquier amenaza de nacionalización generan confusión y ahuyentan las inversiones”.

Fuente: La República

Contraloría detecta deficiencias en la construcción del cementerio de Castilla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here