Más de 400 escuelas de la sierra de Piura presentan deficiencias para recibir a escolares [Informe]

Los directores de las Ugeles de Huancabamba y Morropón exigen se inicien los proyectos de reconstrucción de estas escuelas y se entreguen las aulas prefabricadas que se necesitan mientras tanto.

Colegio Hernán Mogollón Oyola, ubicado en Morropón / Foto: Cutivalú

Después de la salud, el derecho a la educación de calidad es uno de los sectores más afectados por la pandemia de la Covid-19. En el Perú más de 400 mil escolares dejaron de estudiar durante el 2020, según un informe del Instituto Peruano de Economía (IPE). Uno de los motivos más frecuentes de la deserción escolar es la falta de conectividad para las clases virtuales. 

Es el caso de las provincias de  Huancabamba, Morropón y Ayabaca, ubicadas en la sierra de la región Piura, donde la señal de internet, telefonía; incluso, de radio y televisión, es débil o casi nula, en algunas zonas. O las familias no cuentan con equipos ni energía eléctrica para que los estudiantes reciban las clases virtuales. 

En estas tres provincias hay un total de 1434 escuelas , entre públicas y privadas, de las cuales más de cuatrocientas no cuentan con las condiciones básicas para recibir a los niños, niñas y adolescentes después de dos años de ausencia por la emergencia sanitaria. Otros colegios son un riesgo al haber sido declarados inhabitables. 

Escolares en riesgo

En la provincia de Huancabamba, ubicada a 2000 msnm, a una distancia aproximada de 6 horas de la capital piurana, al menos cinco instituciones educativas están declaradas inhabitables y otras 60 están hechas de material precario que antes las fuertes lluvias que caen en la sierra su deterioro se ha acelerado. Así lo informó el director de la Ugel Huancabamba, Hugo Negreyros Sánchez.

“El treinta por ciento de los colegios son de construcción rústica, es decir de adobe con parante de madera. De los 220 colegios, son 60 los que presentan esas falencias de infraestructura”, puntualizó Negreyros en declaraciones a Cutivalú. Según explicó, estas instituciones de material rústico requieren ser construidas con material noble ya que algunas tienen más de 30 años de antigüedad.

Sobre las instituciones educativas declaradas en riesgo, el director de Ugel detalló que ejemplo de ello es el colegio primario “Santa Clara” del centro poblado Sapalache, distrito de Carmen de la Frontera. La institución alberga a 140 estudiantes.

“El colegio Santa Clara fue declarado inhabitable por la municipalidad debido a que se rajaron las vigas y las paredes. Hay otros ambientes como la biblioteca y el aula multiusos que serán adaptados para el retorno a la escuela. Los ambientes van a ser adaptados para que los niños no se queden sin estudiar”, manifestó Negreyros Sánchez.

Otro de los centros educativos que requiere la intervención de las autoridades regionales es el colegio primario de Huancacarpa Bajo, construido de material rústico y que alberga a más de 100 estudiantes. Este local también ha sido declarado en riesgo por lo que la comunidad ha ofrecido sus locales comunales para que los estudiantes y profesores desarrollen sus clases.

Asimismo, los pobladores del caserío de Pasapampa (Huancabamba) exigen la reconstrucción de la institución educativa N° 14417, cuyas aulas son de material rústico y el agua en épocas de lluvia se filtra por el techo, por lo que no estaría apto para el retorno a clases. 

Cutivalú dialogó con el regidor de la municipalidad de Huancabamba y ex director de la Ugel de esta provincia, Juver Torres Alberca, quien indicó sobre esta última escuela que es una de la que está en peores condiciones. “El techo es de tejas y cuando llueve se filtra el agua en las aulas. No está apto para enseñar. Es el más abandonado. Fue declarado en emergencia hace siete años pero hasta ahora no interviene el Estado”, manifestó Torres Alberca.

Otra de las escuelas afectadas es la I.E. N°14454 del caserío de Monchoruco del distrito de Carmen de la Frontera (Huancabamba), que tiene 27 alumnos del nivel inicial y primario. Este centro educativo fue construido de adobe y madera por los mismos pobladores sin criterio técnico ni la intervención del Estado. 

Debido a las constantes lluvias y a que está ubicado en la falda de un cerro, esta institución ha sufrido inundaciones por lo que las aulas prefabricadas con las que contaban están inoperativas, manifestó Felizardo Julca García, director del centro educativo.

Julca García señaló que anhelan contar con un centro educativo moderno con equipamiento pero ese parece ser un sueño lejano ya que ni la municipalidad provincial ni el gobierno regional se han comprometido a iniciar la construcción de la institución.

En similar situación se encuentra la I.E. “Isabel Flores de Oliva” de Huancacarpa Bajo que alberga a 90 alumnos de inicial y primaria. Su directora Felicia Flores Chinguel indicó que este local se derrumbó tras el último sismo ocurrido el año pasado, pero solo cuentan con algunas aulas prefabricadas donde se filtra el agua de lluvia. 

La directora señaló que los padres con esfuerzo habían empezado a construir aulas de adobe pero el sismo perjudicó esa construcción. Sin embargo, ahora debe usar esas aulas porque no tiene donde albergar a sus alumnos más pequeños.

La Dirección Regional de Educación de Piura informó que al menos el 30% de las escuelas de la región no están habilitadas para el regreso a las clases presenciales en marzo próximo; es decir, tres de cada diez escuelas. Sin embargo, el decano del Colegio de Profesores de Piura, William Bayona Martínez, afirma que es mayor la cantidad: el 50% de los 6 mil 600 colegios de la región no se encuentra en las condiciones óptimas para el regreso a clases, lo que afectaría a 300 mil estudiantes.

Milagros Mendoza Urbina, presidenta del COPARE.

La presidenta del Consejo Participativo Regional de Educación (COPARE), Milagros Mendoza Urbina, solicitó a las autoridades regionales otorgar presupuesto de manera oportuna a los colegios para que cuenten con las condiciones adecuadas para iniciar clases. Destacó que hay mucho que hacer en el sector educación en cuanto a infraestructura luego de que la región sufriera los embates del Niño Costero que dejaron colegios destruidos y luego por el temblor del año pasado que desnudó las deficiencias en la construcción de las escuelas.

En diálogo con Cutivalú, el especialista en Educación, Joel Troncos Castro del programa Horizonte que realiza el Cipca en alianza con la Unesco, indicó que los estudiantes de los colegios rurales son los que menos desarrollo de aprendizajes han tenido en los años 2020 y 2021 debido a las limitaciones en equipos tecnológicos y de señal de internet, telefónica y de radio y televisión.

Consideró que uno de los problemas para el retorno a la presencialidad en la zona rural es la infraestructura deficiente y que no se cumple con los protocolos de seguridad. Troncos indicó que por eso es importante que los gobiernos locales articulen con las comunidades para brindar un mejor servicio educativo.

“ La educación es el principal medio de desarrollo de las personas. El hecho de que los estudiantes no reciban educación limita sus posibilidades de desarrollo personal. En el contexto de la pandemia y de una zona rural con limitaciones de telefonía y de internet la presencialidad es mucho más necesaria ya que garantiza el servicio porque si seguimos jugando a la virtualidad se va a profundizar la crisis educativa en el ámbito rural”, sostuvo Troncos Castro.

Morropón

En la jurisdicción de la Ugel Morropón, caracterizada por su variedad geográfica, donde hay distritos como Chulucanas con temperaturas que pueden alcanzar los 40°C, y otros como Pacaipampa donde la temperatura baja hasta los 8°C, existen 739 colegios, de los cuales más de la mitad presentan deficiencias en su infraestructura, según su director, Luis Llacsahuanga Granadino. Otras 18 escuelas del ámbito de la Ugel Morropón están en construcción total o parcial. 

“El setenta por ciento de los colegios presentan una infraestructura deficiente. debido a que son construidos de material rústico muy antiguos, algunos multidocentes que se ubican en en la parte alta como Pacaipampa, Chalaco, Santo Domingo, Santa Catalina de Mossa”, indicó Llacsahuanga Granadino en declaraciones a Cutivalú.

Uno de los colegios con problemas en su infraestructura es la institución educativa primaria “Hernán Mogollón Oyola” del distrito de Morropón que ha sido declarada no habitable por la municipalidad provincial. Es por ello que el director solicita a las autoridades regionales que sea contemplado un proyecto de reconstrucción.

Llacsahuanga indicó que los directivos del plantel están acondicionando una parte del local que está operativa para poder reiniciar las clases. Sin embargo, se requiere también aulas prefabricadas.

Con respecto a la provincia de Ayabaca, el director de la Ugel Roberto Quispe Domínguez  informó que están en plena evaluación de los colegios a solo unas  semanas del retorno a clases. 

El director nos derivó con la especialista en Infraestructura de la Ugel Ayabaca, Karlita Guerrero, quien informó que cerca de diez colegios de esta provincia presentan deficiencias, de estos seis de ellos han sido afectados por el sismo ocurrido el año pasado por lo que necesitan módulos prefabricados para atender a los alumnos.

Los colegios que necesitan aulas prefabricadas son la I.E de Calvas de Samanga, I.E Teófilo Flores Huamán, I.E N° 1262 de Ayabaca, I.E N° 14271 de Jililí, N° 14170 y N° 143 de Ayabaca. Según explicó la especialista presentan fisuras y rajaduras en sus paredes. En tanto el colegio de Hierbas Buenas, en el distrito de Lagunas, no tiene techo debido a los fuertes vientos.

Cabe mencionar que en la provincia de Ayabaca , el centro educativo “Nuestra Señora del Carmen”, de la comunidad de Tacalpo, ha sido declarado inhabitable por lo que los más de 200 estudiantes no cuentan con ambientes para el retorno a clases.  Este colegio es de material rústico y debido a su antigüedad es un riesgo para los alumnos. 

Es por ello que los padres de familia exigen al Gobierno Regional de Piura la instalación de aulas prefabricadas para los alumnos del nivel primario mientras que se espera la ejecución del proyecto de reconstrucción.  Dicho proyecto se encuentra paralizado ya que las autoridades no han realizado la actualización del expediente.

El director de la Ugel Ayabaca, Roberto Quispe indicó que tras la visita de un representante del Ministerio de Educación a la institución educativa se determinó que las clases para los estudiantes serían virtuales ya que el colegio no reúne las condiciones óptimas para la enseñanza.

“Hemos ido a visitar las instituciones, por ejemplo la de Nuestra Señora del Carmen en Tacalpo. En ese colegio no habrá presencialidad por lo que hemos informado a Pronied para que tome cartas en el asunto”, indicó Quispe Dominguez.

Dato: El Pronied del Ministerio de Educación ha anunciado la transferencia de S/ 26 millones para un total de 3 mil 300 colegios de la región Piura con el fin de garantizar las medidas de bioseguridad entres escolares y docentes.

Tres de cada 10 colegios de Piura no están habilitados para el reinicio de clases [Informe]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here