“Las mujeres defensoras trabajamos con la tierra, el agua, la luz y luchamos por nuestros pueblos”

Jenny Cojal Rojas, lideresa y defensora camajarquina.

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se celebra hoy 9 de agosto, Cutivalú dialogó con Jenny Cojal Rojas, lideresa indígena y defensora de la ecología, natural del caserío Molino Pampa, provincia de Celendín (Cajamarca).

Jenny Cojal manifestó que tuvo interés por la defensa de los derechos humanos y la ecología desde muy pequeña, cuando perteneció a las Rondas Campesinas Escolares de su comunidad.

“Me inicié como defensora a los 8 años de edad, porque a esa edad yo ya pertenecía a las Rondas Campesinas Escolares. Desde esa edad tuve molestia por el abuso y la violencia contra nuestros hermanos y hermanas, dentro y fuera del territorio”, indicó.

La también presidenta del Frente de Defensa Ambientalista y Agroecologista, dijo que la consigna de su lucha por la defensa de la tierra y los pueblos indígenas se basa en trabajar con algunos elementos importantes, sobre todo, para las mujeres.

“Las mujeres defensoras siempre trabajamos con elementos principales: la tierra, el agua, la luz y la consigna de nuestra lucha que simboliza y representa a nuestra bandera”, señaló con orgullo.

Jenny Cojal contó que en su experiencia como lideresa de frentes de defensa, siempre ha sido blanco de constantes denuncias injustificadas y hasta agresiones, junto a sus compañeros de lucha.

“(…) de ahí retorné en el 2010 con mayor experiencia. Trabajamos contra el proyecto Conga, el Baguazo y otros, como Tía María. En esas represiones existieron muchos abusos: nos denunciaron de coacción, secuestro, atropello contra los símbolos patrios, etc, y hasta 35 años de cárcel pidieron para nosotros”, comentó.

Contó que solo tiene un proceso judicial abierto en su contra; sin embargo, explicó que fue víctima de varias denuncias en distintos puntos del país donde no tuvo participación alguna en actividades que pudiesen involucrarla.

“Cuando eres defensor o defensora te denuncian en zonas que, inclusive, nunca has estado. Tuvimos denuncias en Arequipa, cuando no estuve ahí; también en Puno, Chiclayo y Cajamarca”, finalizó.

Por último, Cojal Rojas hizo hincapié en mencionar que ser defensor o defensora de los intereses de los pueblos indígenas y de la ecología, implica esos riesgos antes mencionados e, inclusive, se pone en riesgo la vida misma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí