Educación rural: las mallas curriculares deben considerar el potencial del territorio

Los y las jóvenes de las comunidades rurales de Sudamérica tienen como reto participar de la formación educativa técnica hacia procesos de desarrollo propios que no repliquen sistemas de mano de obra barata y en consecuencia altos niveles de pobreza. Para analizar esta situación y aportar a la reflexión se realizó el Taller de Intercambio: “Construcción de mallas curriculares considerando el potencial productivo territorial”, gracias a la convocatoria del Proyecto Jóvenes Rurales.

El enfoque territorial de la educación técnica debe considerar la realidad económica de la comunidad donde viven los y las jóvenes, para que esta preparación profesional facilite su desarrollo personal y el de su entorno. Este enfoque descansa en la interacción entre docentes y estudiantes. Para lograr ese fin, las escuelas deben ser espacios de encuentro, abiertos a la comunidad.

La educación técnica con enfoque territorial considera una repotenciación de las capacidades básicas para que la formación profesional sea pertinente y oportuna. La educación técnica rural para los y las jóvenes enfocada en la realidad económica y social del territorio es la clave para mejorar sus propias condiciones de vida y la de sus comunidades.

El Proyecto Jóvenes Rurales cuenta con el apoyo del Ministerio Europeo y de Asuntos Exteriores de Francia. Liderado por FranceAgriMer y France Volontaires, coordinado por el Ministerio de Agricultura y la Alimentación de Francia y operado por Agrónomos y Veterinarios sin Fronteras AVSF.

Regreso a clases: especialistas recomiendan priorizar la salud mental en los escolares y docentes 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here