Duro golpe a la democracia y el fortalecimiento de los partidos

Redacción: La República

Congresistas de la derecha e izquierda se juntaron este martes 14 de setiembre para aprobar en forma apresurada un dictamen de contrarreformas electorales para los comicios regionales y municipales del 2022. Lo hicieron sin un debate serio y sin escuchar a especialistas o representantes de los organismos electorales.

El dictamen fue aprobado en la Comisión de Constitución, que preside la fujimorista Patricia Juárez. El documento ni siquiera incluyó en los argumentos las serias observaciones formuladas por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Tal fue la celeridad que, apenas Juárez terminó de exponer, la fujimorista Martha Moyano sostuvo que no tenía objeciones y agregó: “Yo estoy lista para votar”.

La celeridad tampoco le permitió a la bancada de Alianza para el Progreso establecer una postura clara, pues el legislador Eduardo Salhuana presentó observaciones pero terminó votando a favor del dictamen.

El proyecto de las contrarreformas tenía como autores a legisladores de las bancadas afines de Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País, además de Podemos Perú.

Pero ayer se sumaron con sus votos Perú Libre (PL) y Juntos por el Perú. El legislador de esta última bancada, Edgard Reymundo, tenía una razón personal para votar a favor: las contrarreformas benefician al movimiento Bloque Popular que fundó en Junín y que ahora está en manos de sus allegados.

Con todo, fueron 14 los votos a favor. Solo Acción Popular y Somos Perú-Partido Morado votaron en abstención, mientras que un solitario Víctor Cutipa (PL) votó en contra. El dictamen ahora pasará al pleno.

Siete contrarreformas

Según el análisis realizado por esta redacción, son siete las contrarreformas aprobadas ayer en la Comisión de Constitución.

Por un lado, acordaron suspender la aplicación de las elecciones primarias abiertas y universales para los comicios regionales y municipales del 2022. El Congreso ya había avanzado en esta opción, para que la ciudadanía pueda acudir a las urnas a fin de definir quiénes serían los candidatos. Los legisladores ayer mutilaron este avance.

El pretexto esgrimido por Patricia Juárez fue la pandemia y el presupuesto, que ya está fijado en 500 millones de soles.

Sobre esto último, el especialista Fernando Tuesta apuntó ayer en RPP que se trata de un “argumento demagógico”.

Por otro lado, los partidos estaban obligados a inscribir candidatos en un mínimo de 15 regiones, 98 provincias y 615 distritos del país. Asimismo, los movimientos regionales tenían que participar en al menos los dos tercios de provincias de la jurisdicción a la que pertenecen. No hacerlo implicaba la pérdida de la inscripción.

Sin embargo, ayer martes los congresistas retiraron temporalmente esta obligación para las elecciones del 2022. Es decir, partidos y movimientos precarios mantendrán su inscripción, aun si no participan en los comicios del próximo año.

Alexandra Marallano, asesora de presidencia del JNE, explicó a La República que dicho organismo electoral se pronunció en contra de esta modificación, pues afecta la esencia de las organizaciones políticas, que es la participación en elecciones.

La comisión también extendió por 30 días el plazo para cambiar las reglas de juego de las elecciones del 2022. Marallano advierte que esto va en contra de la seguridad jurídica de un proceso electoral.

Además ampliaron hasta el 5 de enero del 2022 el plazo para las afiliaciones a los partidos, lo que se puede interpretar como un mayor tiempo para los fichajes de candidatos, debilitando la cultura de filiación. Las siete contrarreformas (ver infografía) ahora pasarán al pleno.

Este artículo fue publicado originalmente en La República

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here