Una devoción sin edad: Máximo Córdova peregrina a Ayabaca desde 1965

El peregrino empezó su caminata el pasado 6 de Octubre.

Imagen: Cutivalú

La devoción al Señor Cautivo de Ayabaca no tiene límites y, un claro ejemplo de ello es don Máximo Córdova, quien a sus 65 años continúa peregrinando desde Querecotillo (Sullana) hasta Ayabaca. 

Su edad no es impedimento para cumplir una de las tantas promesas que hizo en el año 1965, fecha desde la cual recorre varios kilómetros acompañado de hermandades para encontrarse con la sagrada imagen. 

Máximo Cordova partió hacía Ayabaca el pasado 6 de Octubre. Vistiendo un gorro del Señor Cautivo y un par de rosarios, cumplió un año más una de sus promesas. A través de un vídeo difundido en las redes sociales, exhortó a la juventud y a la población a nunca perder la fe.

“Si les contara los milagros que me ha hecho, nunca terminaría. Yo vendré (a Ayabaca) hasta que Dios me quite la vida y cuando no pueda venir (caminando) lo haré en carro”, sentenció.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí