Opinión: «Reflexiones para eliminar la violencia»

Por: Prof. Miguel Ángel Pingo Nolasco

Una tarea pendiente en nuestro país es aprender a (con) vivir en una sociedad diversa. Los valores de la democracia y la pluralidad son importantes para proyectar nuestra región y país al futuro.

Esta tarea empieza en casa, se reafirma en la escuela y en la sociedad. Por estas razones con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, reflexionamos lo siguiente:

¿Qué es la violencia?

La violencia es toda aquella conducta que tiene la intención de causar o producir un daño o prejuicio en una persona y su entorno. Un perjuicio es un juicio u opinión, que una persona tiene ante otra persona, o grupo de personas, a las que considera ajenos a su grupo de referencia, que puede ser su localidad, región, cultura, religión, sector social, etc.

Trabajar por una buena convivencia social

Es decir, por un conjunto de orientaciones, actitudes y comportamientos que determinen las adecuadas relaciones entre las personas, en los distintos espacios donde se desarrollan, tales como la casa, la escuela, el centro de trabajo, etc. Así, por ejemplo, es importante:

  1. Asumir la responsabilidad de la planificación familiar entre los dos esposos, considerando los contextos específicos y sus múltiples roles
  2. Involucrar a mujeres y hombres en la nutrición infantil y las políticas de cuidado, promoviendo la transformación de los modelos tradicionales de feminidad y masculinidad,
  3. Impulsar las responsabilidades compartidas en las tareas del cuidado y labores domésticas entre varones y mujeres

Prevención de la violencia contra niñas, niños y adolescentes

La prevención de la violencia contra niñas, niños y adolescentes son acciones que buscan anticiparse a situaciones de violencia en los entornos sociales (hogar, escuela, centros de trabajo, etc.,) que atenten contra su integridad física, psicológica o sexual. Entre algunas acciones podemos realizar.

  • Contribuir al desarrollo de la autonomía y el criterio propio de cada persona
  • Tomar en cuenta toda la persona, en forma integral, es decir todas las dimensiones del ser humano: afectivo, intelectual, conductual, biológico, socioemocional, etc..
  • Reconocer y valora la pluralidad de ideas, sentimientos, opiniones.
  • Crear, en los entornos de socialización, un clima de confianza y alegría donde cada persona se sienta aceptado y valorado,
  • Desarrollar los enfoques de derechos, interculturalidad e igualdad de género en toda actividad formativa de varones y mujeres.
  • Democratizar las tareas entre todas y todos en los diferentes entornos sociales donde nos desarrollamos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here