Hospital Santa Rosa no está en condiciones para atender la ola de calor

El hospital Santa Rosa no tiene las condiciones para atender una emergencia por golpe de calor, reconoció su director Roger Oquelis Cabredo.

Ello luego de conocer los pronósticos del SENAMHI, que informan que entre los meses de febrero y marzo se produciría un golpe de calor con temperaturas superiores a los 35 grados.

El galeno recordó que el hospital tiene diversas áreas provisionales como la sala de emergencia, que está levantada con material prefabricado y apenas tiene condiciones mínimas, por lo que están evaluando la compra de dos sistemas de aire acondicionado. Oquelis Cabredo recordó que en marzo del 2016, ante la muerte de varios niños por golpe de calor, llegó un viceministro de Salud anunciando la compra de cuatro sistemas de aire acondicionado para el área de emergencia del Santa Rosa. Sin embargo, dichos aparatos nunca llegaron.

PRECAUCIÓN ANTE OLA DE CALOR

“Los niños y los adultos mayores son los más vulnerables ante el golpe de calor, por lo que al menor síntoma de deshidratación deben ser atendidos de inmediato”, informó el director del hospital Santa Rosa, Roger Oquelis Cabredo.  Asimismo, expresó su preocupación porque en la periferia de la ciudad la mayoría de los techos son de calamina, material que almacena bastante calor: “Esto es peligroso porque la deshidratación va a acompañada de la pérdida de sales y eso condiciona el deterioro del organismo de los menores, y si a ello se suma una infección que puede ser respiratoria, digestiva o urinaria lo llevará al colapso inmediatamente”, refirió el galeno.

Roger Oquelis resaltó la necesidad de tener una buena hidratación y ventilación en los hogares, sobretodo donde hay niños y personas adultas. “Cuidado con la forma cómo se hidrata, cuidado con hacerlo con gaseosas porque todas contienen cafeína y un potente componente alérgico que estimula la diuresis, es decir, se elimina mucho líquido al igual que con bebidas alcohólicas”, indicó Oquelis Cabredo, quien pidió rehidratarse con sales orales o con las bebidas rehidratantes que existen, pero sin abusar de su consumo.

El director del Santa Rosa dijo que si el padre o madre de familia ve a su hijo irritable o aletargado debe preocuparse porque podría ser un síntoma de un golpe de calor. “Que el niño no orine, que tenga los ojos hundidos y la boca seca, es una alerta de deshidratación grave y no debemos esperar que llegue a este punto. La recomendación a los padres que tienen hijos pequeños, es que si a veces tienen fiebre por cualquier infección, no los arropen porque se genera un doble problema, estamos en tiempo de calor y hay que ventilarlos”, expresó Oquelis.

Asimismo, Roger Oquelis recomendó a las personas no exponerse mucho al sol, considerando que estamos en una zona en donde la radiación solar es mucho mayor: “La radiación ultravioleta se considera de alto riesgo cuando es mayor de ocho y en Piura llega a 15 y en la Sierra llega a más y ello nos puede llevar a daño a la piel que se convierte en cáncer”, comentó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí