Fiscalía archiva caso de trabajadores de Río Blanco fallecidos en Ayabaca

La minera Río Blanco dio 180 mil soles a la familia de Aleida Dávila Montes para que renuncie a cualquier tipo de denuncia por su extraña muerte ocurrida en julio del año pasado, en Ayabaca.

Aleida Dávila tenía 34 años cuando aceptó trabajar para la minera Río Blanco, que posee concesiones en la sierra de Piura. Llevaba apenas dos meses laborando para esta empresa cuando fue enviada junto a otros trabajadores a una zona inhóspita de la sierra piurana para realizar trabajos de actualización del territorio concesionado.

Junto a Aleida fueron enviados Orlando Pastrana Quezada, Segundo Tacure Saavedra y Manuel Herrera Peña. Sólo este último regresó con vida. Las circunstancias  de las muertes de los otros tres integrantes de la delegación de Río Blanco nunca fueron claras. Ni siquiera las  circunstancias de su desaparición que, durante varias semanas de junio, julio y agosto del año pasado, movilizó a rescatistas regionales y nacionales, han sido esclarecidas. A un poco más de un año del entierro de estas tres personas, el tema vuelve a ser puesto en agenda.

Una investigación del portal de noticias elpiurano.pe revela que, tres meses después del entierro de Aleida, su madre firmó un acuerdo privado con la empresa Río Blanco Cooper, donde aceptaba recibir una indemnización de 180.000 soles, a cambio de renunciar a toda pretensión futura contra la compañía minera o sus empresas vinculadas. Este mismo portal de noticias gestionó una entrevista con los representantes de la minera, sin embargo, nunca pudo concretarse, pese a que en un primer momento se comprometieron.

Ketty Montes, hermana de Aleida, entrevistada por elpiurano.pe, contó que la matriarca de la familia, Dávila Montes, murió días después de navidad, es decir, seis meses después de la partida de su pequeña Aleida, quién llevaba apenas algunas semanas trabajando para la minera de capitales chinos cuando ocurrió.

“Sigo rogando a Dios que salga a la luz la verdad, lo que pasó. No creo que ella haya muerto así nomás”  dice Ketty sobre la muerte de su hermana. Para Jorge Luis, hermano mayor de Aleida, los ronderos de Ayabaca que se oponen a la mina son los responsables de la muerte de los tres trabajadores de Río Blanco.

La investigación periodística, que será presentada en cuatro partes hasta el lunes 19 de setiembre, detalla que en agosto de este año, la Fiscalía de Ayabaca archivó la investigación que abrió en julio de 2015 sobre la muerte de los tres trabajadores de Río Blanco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here