«El hombre es de la casa»

¿Quién no ha escuchado la siguiente frase: «las mujeres a la casa, los hombres a la calle»?

Durante siglos, a los hombres se les ha impuesto ser proveedores económicos, el que sale a la calle a trabajar, el que sale a la calle a jugar, el que sale a tomar, dejando de compartir tiempo y responsabilidades  con los seres que viven en la casa.

Por ello cuando un hijo e hija tiene algún problema acude a su madre porque papá siempre esta ocupado «haciendo dinero» o «viendo el futbol» nos enseñaron a ser proveedores económicos pero no de afecto.

Es momento de cambiar, de cerrar esta desigualdad que genera brecha de género. Enseñemos con ejemplo que hombres y mujeres son de la casa, que las responsabilidades del hogar son compartidas y que papá no es tan «serio» como nos dijeron.

Mostremos afecto y dejemos huellas en nuestros hijos e hijas.

Eduquemos con ejemplo

Te invito a escuchar mi microprograma de Juan y continuar reflexionando:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here