Gore Piura pretendió justificar donación de oxígeno a Trujillo con directiva posterior

Entre febrero y marzo de 2021, cuando empezaba la segunda ola de la Covid-19, la región Piura aparentemente tenía oxígeno de sobra y donó la recarga de 320 balones  a la Red Asistencial EsSalud La Libertad. Cuando se conoció este hecho, en abril, miles de piuranos clamaban por oxígeno debido a que los hospitales nuevamente estaban colapsados y el medicamento esencial para salvarles la vida ya estaba escaso. 

El Consejo Regional de Piura inició una investigación al respecto, debido a que la donación nunca contó con su aprobación, según manda la ley. La Dirección Regional de Salud de Piura tampoco había gestionado estos envíos y el exdirector del hospital de Sullana, Julio Elías, aseguraba que la coordinación había sido de forma directa con el gobernador regional, Servando García. En Trujillo, incluso, agradecían a la autoridad piurana y a su gerente trujillano Jesús Torres Saravia por los balones de oxígeno, tal como informó Cutivalú.

El último miércoles 6 de mayo, la Contraloría emitió el informe 002-2021-OCI/5349-SCC en el que advierte que la entrega de oxígeno producido por la planta del Hospital II de Sullana a entidades que no forman parte de su jurisdicción ni de la Diresa Piura “genera el riesgo de que el suministro de oxígeno se realice incumpliendo su finalidad así como su intervención en el ámbito competente, lo cual afecta la salud de la población con Covid-19”. 

Recién a fines de marzo aprobaron directiva

La Comisión de Control verificó que, de acuerdo al cuaderno de ocurrencias del Hospital de Sullana, se reporta la producción de un total de 320 balones de oxígeno para la región La Libertad en los días 21 de febrero y 11 de marzo, así como también de dos balones a favor de Enosa-Tumbes con fecha 3 de febrero de 2021. Sin embargo, solo se pudo evidenciar la entrega de balones de oxígeno a la región La Libertad, cuya acta de entrega hace referencia que la donación se realizó en el Marco de Cooperación de Apoyo Humanitario ante la pandemia de la Covid-19.

El informe de la Contraloría señala que no existe ningún convenio interinstitucional entre el gobierno regional de Piura y EsSalud de La Libertad. Además, resalta que recién el 30 de marzo, la gestión del gobernador Servando García aprobó la directiva que regula el suministro de oxígeno a favor de Instituciones Prestadoras de Servicio de Salud (IPRESS), en este caso referido específicamente a la Red Asistencial EsSalud La Libertad. Es decir, primero se realizó la donación y luego se pretendió darle sustento legal.

Al respecto, el consejero regional de Piura, Alfonso Llanos Flores, indicó que la Comisión de Fiscalización que preside emitirá un dictamen respaldado en el informe de Contraloría en el que se determinarán responsabilidades de los funcionarios del Gobierno regional involucrados en la presunta donación irregular de oxígeno medicinal desde la planta de Sullana.

“Es un tema de responsabilidad de carácter administrativo, y podrían configurarse delitos. (…) Los funcionarios del sector salud no han trabajado de acuerdo a la normativa, no han priorizado la salud de la población piurana”, cuestionó Llanos.

Persiste peligro en planta de oxígeno de Sullana

De otro lado, la Contraloría advierte que persiste el riesgo de posibles contingencias en la provisión de oxígeno debido a la demora en el servicio de mantenimiento de la Planta de Oxígeno de Sullana, lo cual afectaría directamente la salud y la vida de los pacientes con Covid-19.

Como se recuerda, La Contraloría General detectó deficiencias en la instalación de la planta de oxígeno en el hospital de Apoyo II-2 de Sullana, por lo que recomendó a la Dirección Regional de Salud de Piura- unidad encargada de la compra- la pronta adopción de acciones para proteger a los pacientes atendidos por la COVID-19.

El Informe de Control Concurrente N° 003-2021-OCI/4529-SCC, notificado al director regional de Salud de Piura, José Nizama Elías, el 16 de abril, señala cuatro situaciones adversas, como problemas en el funcionamiento de un compresor de aire libre de aceite para el llenado de cilindros de 10 m3, lo cual podría generar la inoperatividad de este equipo y afectar el abastecimiento de oxígeno medicinal. 

“Con esto se podría generar una tragedia como la que ocurrió el mes pasado en Talara (…) Los hacemos responsables a todos los que han intervenido en esta compra de lo que pueda ocurrir, de las vidas que pudieran perderse por el colapso de esta planta”, lamentó el consejero regional por Sullana, Leonidas Flores Neyra.

No somos responsables de la planta de Sullana

Por su parte, el director regional de Salud, José Nizama Elías, deslinda responsabilidad en el caso de la entrega de oxígeno a otras regiones desde la planta de Sullana. Según indicó, “la Diresa no autorizó ni coordinó la donación de oxígeno hacia Trujillo, y cuando se advirtió que esto ocurría,le exigimos que realice una directiva sobre la distribución del oxígeno porque se debía priorizar los establecimientos de salud, no las instituciones privadas”. 

Sobre las observaciones que-según la Contraloría- no se han levantado en la Planta de Oxígeno de Sullana, el funcionario indicó que han solicitado a la dirección del hospital que envíen el informe de control para ejecutar las medidas correctivas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here