Opinión: «Atentado contra la calidad educativa desde el Congreso»

Por: Ayesha Dávila, Representante de la Alianza Sí Podemos por la ESI

Una vez más el sector más conservador del Congreso, a través de un proyecto de ley, pretende tomar control sobre la educación para imponer sus ideologías ultrarreligiosas.

En esta oportunidad se trata de la bancada Renovación Popular, que propone quitarle facultades al Ministerio de Educación, para otorgárselas a ciertas organizaciones sociales y de familias para que creen y filtren los contenidos, según sus propias creencias morales y religiosas, de los materiales educativos.

La propuesta no solo es peligrosa desde el punto de vista de que el Legislativo le quita funciones al Ejecutivo para coartar la educación; sino también de cómo, a través de estos instrumentos, buscan educar a niñas, niños y adolescentes del país, bajo un único pensamiento moral y religioso, atentando así contra los principios educativos: pensamiento crítico, formación científica, laicidad y libertad de pensamiento.

Del mismo modo, la propuesta es peligrosa porque atenta también contra la participación ciudadana. A la actualidad existen diversos mecanismos como los Consejos Educativos Institucionales (CONEI), los Consejos Participativos Locales y Regionales de Educación (COPALE/COPARE), las jornadas por la educación, etc. Que garantizan la participación de toda la comunidad educativa. Sin embargo, el PL904 propone que solo 5 organizaciones, debidamente registradas y que se alineen a los principios de ese proyecto de ley, sean las que participen, con lo que no solo se reduce el número de intervenciones, sino también resulta discriminatoria pues le da oportunidad solo a las organizaciones privilegiadas que cuentan con recursos para un registro público, así como que sus pensamientos se condigan con las ideas morales y religiosas de la propuesta, en concreto de los integrantes de Renovación Popular, el partido de Rafael López Aliaga.

Así también, la propuesta resulta muy peligrosa porque no cuenta con opinión técnica de especialistas en educación, ni del propio Minedu o si quiera de asociaciones de madres y padres de familia. Solo contiene opiniones de organizaciones religiosas e incluso algunas ligadas al Sodalicio, organización religiosa denunciada penalmente por abusos físicos, psicológicos y sexuales. Inaceptable dejar la educación en manos de estos espacios.

Finalmente, el PL-904, es peligroso porque propone retirar, aunque no lo mencione específicamente, tanto del currículo como de todos los instrumentos y materiales educativos, la educación sexual integral con enfoque de género. En un país donde las más violentadas sexualmente son las niñas y adolescentes, esta política y herramienta educativa de prevención de la violencia, no puede ser retirada.

En lo que va del año 132 niñas menores de 14 años han sido forzadas a ser madres producto de la violencia sexual. Estas cifras no pueden continuar. Por lo tanto, el PL 904 debe ser archivado. Así también lo demandan la Defensoría del Pueblo, el propio Ministerio de Educación y el Ministerio de la Mujer. Este proyecto es un peligro en diversos aspectos, sobre todo, para la prevención de la violencia contra niñas, adolescentes y mujeres en toda su diversidad. Así como, un peligro para una real igualdad y calidad educativa.

Opinión: «Violencia vicaria y custodia compartida: nefasta combinación»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here