365 días de San Valentín: “amor, respeto y confianza”

    De Eduarda Navarro, especialista de Convivencia Escolar de UGEL Chulucanas

    Sabemos que, la violencia existe del hombre hacia la mujer como de la mujer hacia el hombre; sin embargo, la violencia hacia la mujer se ha presentado con mayor intensidad en los últimos años considerándose un problema de salud pública; una violación de los derechos humanos, un acto en el que la mujer puede estar sujeta a sufrir daños físicos, sexuales y psicológicos, que disminuyen su calidad de vida y su propia valía como ser humano.

    La prevalencia de la violencia en la pareja sigue siendo uno de los problemas más preocupantes en el nuestro país, y llega tener consecuencias graves para las víctimas. Además, la violencia en la etapa del enamoramiento suele permanecer en una situación oculta.

    Hoy en día, la violencia en el enamoramiento se da en cualquier cultura o estatus social, tanto así que se puede evidenciar en las diferentes instituciones educativas, zonas rurales y hasta en la misma ciudad. Y, va desde la adolescencia hasta la adultez. Muchas veces, por vergüenza o el temor de represalias, las mujeres víctimas de violencia callan y no denuncian estos hechos a las instancias responsables.

    Existen casos en que algunas estudiantes, son acosadas por sus enamorados, ellos saben exactamente sus horarios, no pueden salir solas a reuniones, a veces las esperan fuera de la I.E, y cuando tardan en salir o no contestan el celular, las gritan o jalonean del brazo, las obligan a colocar una foto de ambos en su perfil de alguna Red Social para que nadie las mire, o saben sus claves de correo y de sus cuentas de redes sociales.

    Las Redes Sociales se han convertido en símbolo de control hacia la pareja, situación que se constata en los diferentes discursos de docentes y estudiantes. Inconscientemente las redes sociales como el Facebook, WhatsApp, Instagram llegan hacer un vínculo de control y violencia, donde el hombre quiere tener el control absoluto de las cuentas privadas de su pareja, para vigilar con quien conversa, que fotos sube y así controlar su círculo de amigos.

    La creencia que los celos son una prueba de amor, coexiste como uno de los resultados más preocupantes, ya que esta confusión puede derivar en el primer estadio del maltrato, sin que se sea consciente de ello.

    También “a veces en las parejas hay fotos o videos íntimos que se dan durante la relación, y cuando la mujer quiere poner fin a la relación, el hombre utiliza estos medios tratando de amedrentarla o chantajearla diciendo que va a subir estas fotos o videos al Facebook, o mostrarlos por WhatsApp si es que lo deja, tratando de denigrar a la mujer con esos chantajes de no seguir con la relación”.

    Este maltrato puede convertirse hasta en maltrato físico y sexual. Si eres víctima o testigo de este tipo de violencia debes hacer frente, debes reportarlo.

    Recuerda que, una relación de pareja en la etapa de enamoramiento no se demuestra solo el 14 de febrero, se demuestra los 365 días del año y este amor debe estar basado en la confianza, en el respeto, en una comunicación sana para poder tener así una estabilidad mental y buena calidad de vida.

    Por eso, es importante detectar estas señales a tiempo de violencia separándote en primer lugar de tu agresor y denunciando estos hechos.

    ¡Súmate en contra de la violencia! y llama a la línea SiSeVe del MINEDU 080076888 opción 1 y también a la línea 100 del MIMP.

    ¡No estás Sola, nosotros estamos contigo!

    1 Comentario

    1. Muy cierto y a vez da temor que le pueda pasar o le esté pasando algún familiar nuestro. Yo denunciaría el caso contra toda forma de violencia.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here